Método para lograr que tu hijo deje los pañales en tan solo tres días

Quitarle los pañales a un niño puede ser una tarea difícil pero ello es realmente necesario para su buen desarrollo.

Para algunos el proceso de que su hijo deje los pañales puede tardar más tiempo y para otros tarda menos.

Pero con este método que te enseñaremos podrás lograr que tu hijo deje los pañales en tan solo tres días.

Sin embargo, ten en cuenta que esto no es magia. Es decir que deberás poner todo tu empeño y dedicación.

Continúa leyendo este artículo para aprenderlo todo acerca de este revolucionario método para lograr que los niños dejen los pañales.

Método para lograr que tu hijo deje los pañales en tan solo tres días

Ayudar a tu hijo a que deje los pañales es fundamental para su posterior desarrollo como persona.

Sin embargo, muchos esperan a que simplemente pase el tiempo debido a que se trata de una tarea engorrosa.

Si bien no existe una edad para dejar el pañal, luego de los dos años el niño ya ha madurado lo suficiente como para poder lograrlo.

Lo más recomendable es iniciar este proceso en verano porque las primeras veces tu hijo puede tener dificultades para retener.

Artículo Relacionado:  5 ejercicios para tener un vientre plano sin necesidad de perder mucho tiempo

La técnica que hoy te enseñaremos se conoce como método de Fellom.

Si bien se trata de una técnica que ayudará al niño a dejar los pañales en tan solo tres días, se recomienda que durante los próximos tres meses utilice pantalones holgados para que le sea más sencillo el quitárselos a la hora de ir al baño.

Para seguir este método necesitas conseguir varios orinales y distribuirlos por todos los espacios de la casa.

A continuación te enseñaremos cómo debes desenvolverte cada día para que puedas poner en práctica este milagroso método.

No te pierdas toda la información y pon manos a la obra, ¡tu hijo te lo agradecerá!

Primer día

Una vez que hayas distribuido los orinales por todo el hogar, debes quitar el pañal al niño y dejar que ande libremente en pompas.

Quédate siempre a su lado y cuando veas que está por hacer sus necesidades llévalo al orinal más cercano.

La idea es dar mucha agua al niño para que tenga ganas de orinar de forma frecuente.

Además, se recomienda que los padres lleven con ellos al niño cada vez que necesitan ir al baño para que la criatura se vaya haciendo a la idea de lo que ello significa.

Artículo Relacionado:  10 trucos para combatir la adicción a la comida

Ten en cuenta que es muy importante que celebres con tu hijo cada vez que logran llegar al orinal.

Pero en caso de que no llegue, no lo retes ni seas demasiado flexible. Simplemente dile con autoridad: “el pipí y la caca van en el orinal”.

Segundo día

El segundo día deberás seguir los mismos pasos que el día anterior.

La única diferencia es que tendrán que salir a la calle juntos por una hora y sin ponerle pañal.

Haz que el niño haga sus necesidades en el orinal antes de salir.

El objetivo de este día consiste en que el niño aguante el tiempo que está fuera de casa.

Si lo logra, felicítalo fervientemente y hazle saber cuán orgulloso estás de él.

Tercer día

En el tercer día debes hacer lo mismo que los dos días anteriores.

Mientras estés en casa se recomienda seguir las instrucciones del día uno.

Pero en el tercer día se recomienda salir una hora por la mañana y otra hora por la tarde.

A esta altura el niño ya habrá entendido que sus necesidades van en el orinal.

Sin embargo, puede que los primeros días le cueste contener porque no está acostumbrada.

Artículo Relacionado:  Cuántas horas se debe dormir por noche para que el sueño sea reparador

Así que si se hace encima, no te enfades con él y bríndale todo tu apoyo.

Copyright © 2015.Creado por: TLVZ.COM.