Un bebé muere en la guardería debido a un error que muchos cometen

Un bebé es uno de los seres más preciados en la vida y ningún padre quiere que le pase nada.

Sin embargo, muchas veces se cometen errores de inexpertos que lamentablemente pueden llevar a cobrarse la vida del pequeño angelito.

Hoy queremos contarte la historia que vivieron Ali y Derek, los padres de un bebé que murió por un error.

Es muy importante que conozcas esta información para que puedas cuidar tanto a tus hijos como a los del resto.

Esta es la historia de unos padres que llevaron a su hijo a la guardería sin esperar encontrarlo muerto.

Continúa leyendo para conocer qué sucedió. Es muy importante tener en cuenta esta información.

Un bebé muere en la guardería debido a un error que muchos cometen

Todos los padres cometen errores, eso es bien sabido. El problema es que hay errores mucho más graves que otros.

Lo peor de todo es cuando se cometen errores que provocan tragedias que podrían haber sido evitadas fácilmente con solo tomar algunas precauciones.

Debes conocer la historia de Shepard, un niño que sus padres dejaron en la guardería una mañana sin problemas.

Artículo Relacionado:  Las frases que todo niño debería escuchar para crecer sano y fuerte

Como el bebé estaba dormido, quien lo cuidaba lo colocó en una silla de seguridad para autos y lo dejo seguir durmiendo.

Cuando el cuidador regresó, vio que el pequeño estaba de color azul y, aunque intentó reanimarlo y llamó a emergencias para resolver el problema, el niño ya había muerto.

Pero, ¿qué fue lo que provocó la muerte del pequeño Shepard?

Según los investigadores, el niño quedó dormido en una posición incómoda que, al mantenerla por tanto tiempo, le provocó la muerte por asfixia.

Así, tanto los dueños de la guardería como los padres del pequeño Shepard aprendieron la lección aunque de la peor forma posible: “la silla de seguridad para autos puede asfixiar al bebé si permanece mucho tiempo en la misma posición”.

Información posterior revelada por los investigadores del caso

Cuando los padres fueron a buscar a su hijo a la guardería, ellos no podían creer lo que estaba sucediendo.

Los investigadores llegaron rápidamente a cubrir el caso y preguntaron a los padres del niño qué había sucedido.

El padre contestó de inmediato que él había estado con él esa mañana y que el niño se encontraba en perfectas condiciones.

Artículo Relacionado:  Las nueces y sus propiedades adelgazantes

Así, los investigadores descubrieron que la guardería había mentido sobre la muerte del niño.

Los dueños de la guardería aseguraban que el niño solo se había dormido en su silla para autos y nunca avisaron a sus padres que había muerto. Por eso, fue recién cuando ellos fueron a buscarlo que notaron la tragedia que había sucedido con su hijo.

Pero no solo eso ya que los investigadores también descubrieron que los dueños de la guardería incitaban a los cuidadores a que dejaran a los niños dormir en ese tipo de sillas.

Obviamente los dueños de la guardería perdieron su licencia, pero los padres del pequeño Shepard nunca más pudieron recuperar a su hijo.

Dónde debe dormir un bebé

Para evitar estos errores tan groseros, es preciso saber que el niño es muy frágil y por eso debe dormir en lugares específicos.

A continuación te daremos algunos consejos para que puedas evitar cometer este tipo de errores.

  • Revisar la cuna de forma periódica para controlar que no haya bordes cortantes
  • Procura que la altura de los barrotes de la cuna sea de unos 50 cm
  • El colchón del bebé debe ser duro
  • Quita todos los plásticos envolventes del colchón ya que el niño puede asfixiarse con ellos
  • Nunca coloques la cuna cerca de una ventana
  • La cuna no debe tener ninguna punta que sobresalga
Artículo Relacionado:  Cómo cultivar piña en macetas de forma simple y sin gastar de más

Copyright © 2015.Creado por: TLVZ.COM.