Remedios Naturales

10 formas de usar jengibre para tratar la artritis reumatoide, degenerativa y osteoartritis

La artritis es una enfermedad ampliamente prevalente pero no bien entendida. La artritis no es una sola enfermedad; el término cubre más de 100 tipos diferentes de enfermedades y condiciones articulares. Más de 50 millones de adultos y 300.000 niños se ven afectados por algún tipo de artritis.

El jengibre ha sido utilizado durante siglos en el Ayurveda y la medicina china como un tratamiento natural para el dolor de la artritis. Investigaciones recientes demuestran que es beneficioso tanto para la artritis inflamatoria como la artritis reumatoide y artritis degenerativa como la osteoartritis.

¿Puede el jengibre ayudar a aliviar la artritis?

Gingerols y shogoals presentes en el jengibre son potentes fitonutrientes que luchan contra la inflamación, alivian el dolor, irradian calor y previenen la destrucción del cartílago causada por la artritis.

El extracto de jengibre reduce la producción de citoquinas y leucotrienos – agentes químicos producidos en el cuerpo que son responsables de desencadenar la respuesta inmune que conduce a la artritis reumatoide.

El jengibre contiene salicilato que se convierte en ácido salicílico en el cuerpo. El ácido salicílico impide la producción de prostaglandinas que causan dolor e incomodidad.

¿Cómo usar el jengibre para la artritis?

El jengibre se puede consumir en infusiones, en polvo, consumido directamente, etc. para aliviar los síntomas de la artritis. También se puede optar por cápsulas de jengibre o suplementos para obtener resultados efectivos. El jengibre también se puede aplicar tópicamente para calmar la inflamación en las articulaciones.

1. Jengibre crudo

  • Tome una pieza de 1/2 pulgada de jengibre fresco.
  • Pelar y masticar a primera hora de la mañana.
  • Repita todos los días para reducir el dolor de la artritis.
Artículo Relacionado:  Remedios naturales para regular la glucosa en sangre y tratar la diabetes

Nota: Si no puedes masticar el jengibre crudo, puedes aplastarlo para formar una pasta, añadirle miel y tomarlo con un poco de agua.

2. Té de jengibre

  • Tome una pieza de 1 pulgada de jengibre y cortar en rodajas finas.
  • ponga una taza de agua para hervir.
  • Añadir las rodajas de jengibre a la misma y dejarlo reposar durante 10 minutos.
  • Deseche las rebanadas de jengibre y tome este té.
  • Consumir el té de jengibre 2 veces al día.

3. Jugo de jengibre

  • Ponga una pieza de cuarto de tamaño de jengibre en un extractor de jugo y extraiga su jugo.
  • Añadir el jugo de esta pieza de jengibre y jugo de 1 limón a 1 vaso de agua filtrada.
  • Revuelva bien y beba esta bebida 1 a 2 veces al día.

4. Té de jengibre y limón

El limón es una rica fuente de vitamina C que promueve la salud del colágeno, que es un componente importante del cartílago presente en las articulaciones.

  • Cortar o rallar 3 cm de jengibre fresco y agregarlo a un litro de agua hirviendo.
  • Cubra la tapa de la cacerola y deje el té cocer a fuego lento durante 10 minutos.
  • Filtrar el té y añadir una cucharadita de jugo de limón y miel a la misma.
  • Consumir este té de jengibre y limón 2 veces al día.

5. Jugo de jengibre y cúrcuma

La curcumina el ingrediente activo presente en la cúrcuma ayuda a tratar la artritis reduciendo la rigidez de las articulaciones, la hinchazón, la inflamación y otros síntomas relacionados con la artritis.

  • Añadir 1 cucharadita de cúrcuma rallada fresca y raíz de jengibre a un vaso de agua caliente.
  • Dejar reposar durante 5 minutos y añadirle una cucharadita de pimienta negra.
  • Revuelva bien y beba.
  • Consumir este brebaje 1 a 2 veces al día.
Artículo Relacionado:  Remedio natural para regular la glucosa en sangre y controlar la diabetes

Nota – La adición de pimienta negra es una necesidad en esta receta porque aumenta la absorción de la curcumina en el cuerpo.

6. Mezcla de jengibre y ajo

El ajo posee importantes efectos anti-inflamatorios. Actúa inhibiendo la producción de sustancias pro-inflamatorias conocidas como citoquinas.

  • Tome 1/2 pulgada de jengibre y 3 a 4 dientes de ajo.
  • Triturarlos juntos para formar una pasta suave.
  • Consumir 1 cucharada de esta mezcla con un vaso de agua.
  • Repita el proceso 1 a 2 veces al día.

Nota – No consumir el ajo inmediatamente después de aplastarlo; dejarlo al aire libre durante unos minutos para promover la liberación de los componentes activos.

7. Bebida de jengibre y aceite de coco

El aceite de coco es beneficioso para el dolor de la artritis cuando se aplica externamente y se toma internamente. Es un agente anti-inflamatorio que alivia el dolor y lubrica las articulaciones y los músculos.

  • Caliente una taza de agua y agregue 1 cucharada de jengibre rallado a ella.
  • Añadir 1 cucharada de aceite de coco extra virgen y mezclar con una cuchara.
  • Beber este brebaje 1 a 2 veces al día – una vez en la mañana y una vez en la tarde.

8. Té de jengibre y canela

El cinamaldehído y el ácido cinámico presentes en la canela poseen potentes propiedades antioxidantes que previenen el daño celular causado por los radicales libres. También reduce la inflamación de los tejidos y cartílagos.

  • Rallar 1 pulgada de jengibre fresco y agregarlo a una taza de agua hirviendo.
  • Deje que la infusión repose durante 10 minutos.
  • Añadir una cucharadita de canela en polvo a la misma.
  • Beber esta bebida dos veces al día – una vez por la mañana y una vez antes de ir a la cama.
Artículo Relacionado:  Remedio natural para combatir los trastornos de ansiedad y lograr bajar de peso

9. Masaje con aceite de jengibre

El aceite esencial de jengibre contiene productos químicos que tienen efectos analgésicos y anti-inflamatorios. Ayudan a aliviar el dolor de la artritis actuando sobre los receptores vanilloides ubicados en las terminaciones nerviosas de los nervios sensoriales.

  • Tome 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en un tazón y caliente por 2 a 3 minutos.
  • Añadir 3 a 4 gotas de aceite esencial de jengibre a la misma.
  • Permita que el aceite se enfríe un poco.
  • Utilice este aceite tibio para masajear las articulaciones y los músculos afectados durante 10 a 15 minutos.
  • Masajear las áreas dolorosas con aceite de jengibre 1 a 2 veces al día.
  • Para beneficios adicionales, puede añadir ½ cucharadita de cúrcuma en la mezcla.

Nota – Utilice movimientos suaves al masajear las articulaciones para evitar cualquier daño y dolor.

10. Aceite de jengibre y aceite de mostaza

  • Añadir 2 gotas de aceite de jengibre a una cucharada de aceite de mostaza caliente.
  • Masajee el área afectada por la artritis con el aceite y use una compresa caliente para reducir la hinchazón y el dolor.
  • Siga el método 3 veces al día.

Nota: Para beneficios adicionales, use aceite de mostaza para cocinar. El aceite contiene ácidos grasos omega-3, el magnesio y el selenio ayudan a aliviar el dolor de la artritis

10 formas de usar jengibre para tratar la artritis reumatoide, degenerativa y osteoartritis